Oct 15

Libro El Paraíso Restaurado – Parte XVIII

¿Cuándo cesó la profecía y la visión en Israel? ¿No fue cuando Cristo vino, el Santo de santos? Esto es de hecho, una señal y prueba notable de la venida de la Palabra, que Jerusalén no permaneció más, ni se levantó profeta ni visión se reveló entre ellos. Y es natural que fuera así, porque cuando Él que era conocido había venido, ¿qué necesidad todavía había de darlo a conocer? Y cuando la verdad había venido, ¿qué mayor necesidad había de la sombra? A su favor sólo ellos profetizaban continuamente, hasta que el tiempo de la Justicia Esencial hubiera llegado, Quien fue hecho el rescate por los pecados de todos. Por la misma razón, Jerusalén permaneció hasta ese mismo momento, para que ahí los hombres pudieran premeditar en los sujetos antes de que la Verdad fuera conocida. Así que, claro está, una vez que el Santo de santos había venido, tanto la visión como la profecía fueron sellados. Y los reinos de Jerusalén cesaron al mismo tiempo, porque los reyes debían ser ungidos entre ellos sólo hasta que el Santo de santos hubiera sido ungido. Moisés también profetizó que el reino de los judíos permanecería hasta Su tiempo, diciendo, “No será quitado el cetro de Judá ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a Él se congregarán los pueblos” (Génesis 49:10). Y esa es la razón por la que el Salvador mismo estaba proclamando “La ley y los profetas profetizaron hasta Juan” (Mateo 11:13). Así que si todavía hay rey, profeta o visión entre los judíos, ellos hicieron bien en negar que Cristo vino; pero si ya no hay ni rey ni visión y debido a que desde ese tiempo toda la profecía ha sido sellada y la ciudad y el templo fueron tomados, ¿cómo pueden hacer tanto alarde de los hechos, como negar a Cristo quien ha hecho todo esto?

Atanasio, En la Encarnación [40]

 

18- EL TIEMPO ESTÁ CERCA

La pregunta acerca de la fecha del Libro de Apocalipsis es importante para su correcta interpretación. Los eruditos han aceptado muchas veces la declaración de Ireneo (D.C. 120-202) que la profecía apareció “hacia finales del reino de Domiciano (es decir, alrededor del año 96 D.C.). Sin embargo, hay una duda razonable acerca de que implicaba Ireneo con esto (él pudo haber querido decir que el mismo Apóstol Juan “fue visto” por otros). El lenguaje de Ireneo es ambiguo e independientemente de que él estuviera hablando, podía haber Estado equivocado (Ireneo, incidentemente, es la única fuente para esta fecha tardía de Apocalipsis; todas las demás “fuentes” se basan en Ireneo). Ciertamente, hay otros primeros escritores cuyas declaraciones indican que Juan escribió el Apocalipsis mucho antes, bajo la persecución de Nerón. Por lo tanto, nuestra fuente más segura, es estudiar el Apocalipsis para ver que evidencia interna presenta con respecto a su fecha – evidencia que indica que fue escrito en algún momento antes o alrededor del año 68 d.C. Brevemente, esta prueba se sustenta en dos puntos: (1) Se habla de Jerusalén como todavía permaneciendo y mucho del libro profetiza la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. (2) El emperador Nerón es mentcionado como que todavía estaba vivo – y Nerón murió en junio del 68 (Estos puntos y otros serán demostrados en los siguientes capítulos).
Lee el artículo completo!

Oct 07

Libro El Paraíso Restaurado – Parte XVII

PARTE IV
ESTUDIOS EN EL LIBRO DE APOCALIPSIS

Se apresuraba con el sonido del torbellino
la carroza de la Deidad Paternal,
destellando flamas gruesas, una rueda dentro de otra rueda sin estirar,
Su mismo instinto con el espíritu, pero escoltado
por la figura de cuatro Querubines, cuatro rostros cada uno
tenía asombro, como con estrellas todos sus cuerpos
y las alas fueron establecidas con ojos, con ojos las ruedas
de berilio y fuegos a toda velocidad en medio;
Sobre sus cabezas un firmamento de cristal,
Sobre el cual un trono de safiro, incrustado con
Ámbar puro y colores de la espectacular arca.
Él en una armadura celestial completa
De Urim radiante, de un trabajo divinamente forjado,
Ascendió, a su diestra Victoria
Se sentó con alas de águila, junto a él colgó su arco
Y se estremece con tres truenos almacenados,
Y a partir de su feroz efusión
de humo y de flamas vacilantes y terribles destellos.

John Milton, El Paraíso Perdido [6.749-66]

 

El Salvador esta operando poderosamente entre los hombres, cada día Él está invisiblemente persuadiendo a mucha gente por todo el mundo, tanto dentro como más allá del mundo de habla griego, para que acepten Su fe y sean obedientes a Su enseñanza. ¿Puede alguien, a la luz de todo esto, todavía dudar que Él ha resucitado y vive o más bien que Él mismo es la Vida?

Atanasio, En la Encarnación [30]

 

17- INTERPRETANDO EL APOCALIPSIS

Desde el principio, nos enfrentamos a dos problemas cuando intentamos estudiar el libro de Apocalipsis. Primero está la pregunta de asegurarnos de que nuestra interpretación esté correcta – estableciendo puntos de control en nuestra imaginación, para que no forcemos la santa Palabra de Dios a meterla en el molde de nuestras propias invenciones. Nosotros debemos permitir que el Libro de Apocalipsis diga lo que Dios quiso que dijera. El segundo problema es el asunto de la ética – qué hacer con lo que hemos aprendido.
Lee el artículo completo!

Sep 30

Libro El Paraíso Restaurado – Parte XVI

La muerte se ha convertido en un tirano que ha sido conquistado completamente por el monarca legítimo; atada de pies y manos como está ahora, los transeúntes se burlan de ella, la golpean y abusan de ella, sin temer ya más su crueldad e ira, por causa del rey que la ha conquistado. Así que la muerta ha sido conquistada y marcada por lo que es por el Salvador en la cruz. Está atada de pies y manos, todos los que está en Cristo la pisan cuando pasan y como testigos de Él la ridiculizan, burlándose y diciendo, “Oh muerte, ¿dónde está tu victoria? Oh sepulcro, ¿dónde está tu agijón?”

Atanasio, En la Encarnación [27]

 

16 – LA CONSUMACIÓN DEL REINO 

Ahora podemos empezar a sacar algunas conclusiones generales muy importantes de nuestro estudio hasta el momento. Como vimos en el capítulo anterior, el Día Postrero es un sinónimo para el Juicio Final, en el fin del mundo. Es más, Jesús declaró que aquellos que creen en Él resucitarán en el Día Postrero (Juan 6:39-40, 44, 54). Esto significa que el Día del Juicio también es el Día de Resurrección, ambos ocurren juntos al cierre de la historia.

A esto le podemos añadir lo que el Apóstol Pablo nos dice acerca de la Resurrección: esta coincidirá con la Segunda Venida de Cristo y con el Rapto de los creyentes vivos (1 Tesalonicenses 4:16-17). Algunos han intentado evitar la fuerza de este texto sugiriendo una serie de Resurrecciones – una en el Rapto, otra en la Segunda Venida (quizás algunos años después) y por lo menos una más en la consumación del Reino, el fin de la historia (donde pertenece). Sin embargo, esto no resuelve de ninguna manera el problema, ya que Jesús dijo específicamente que cualquiera que cree en Él resucitará “en el Día Postrero.” Esto significa que todos los Cristianos resucitarán en el Día Postrero. Una vez más, 1 Tesalonicenses 4 dice que todos los creyentes resucitarán en el Rapto. Obviamente, en términos de estos textos, sólo puede haber una Resurrección de los creyentes y esta Resurrección, que coincide con el Rapto, sucederá en el Día Postrero.

Una Resurrección

Antes de que podamos considerar estos puntos con mayor detalle, necesitamos estar claros en un asunto que fue establecido, pero de alguna manera subestimado en el capítulo anterior. Uno de mis presuposiciones más crucial es que sólo hay una Resurrección, tanto de los justos como de los malvados. Para muchos, claro está, eso parecerá obvio, pero necesita ser establecido explícitamente ya que hay mucha confusión en este punto en algunos círculos, provocado por maestros que aseguran no sólo Resurrecciones múltiples, sino que la(s) Resurrección(es) de los creyentes y los incrédulos sucederán en ocasiones completamente diferentes. No existe una base Bíblica para tal posición. Las Escrituras claramente enseñan una Resurrección, en el Día Postrero y la iglesia Cristiana ortodoxa, como lo reflejan sus credos históricos, siempre y en todo momento ha afirmado esta verdad. La Biblia dice:

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua (Daniel 12:2).

Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. No se maravillen de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación (Juan 5:26-29).
Lee el artículo completo!

Sep 23

Libro El Paraíso Restaurado

El-Paraiso-RestauradoApreciados lectores,

Cada semana estamos publicando un capítulo del libro El Paraíso Restaurado del autor David Chilton.

Puedes bajar aquí el libro completo en el siguiente enlace:  El Paraíso Restaurado.

 

Sep 23

Libro El Paraíso Restaurado – Parte XV

¿Quién entonces es este Cristo y cuán grande es Él, quien por Su Nombre y presencia ensombrece y confunde todas las cosas a cada lado, quien por sí sólo es fuerte en contra de todos y ha llenado todo el mundo con Su enseñanza? Permitamos que los griegos nos digan, quien se burla de Él sin escatimar o sin vergüenza. Si Él es un hombre, ¿cómo es que un hombre ha probado ser más fuerte que todos aquellos quienes se consideran a sí mismos como dioses y por Su propio poder les ha demostrado que no son nada? Si ellos lo llaman un mago, ¿cómo es que toda la magia es destruída, en lugar de volverse fuerte? De haber conquistado a ciertos magos o probado ser superior sólo a uno de ellos, ellos podrían pensar de manera razonable que Él sobresalía del resto sólo por Su habilidad mayor. Pero el hecho es que Su cruz ha vencido completamente toda la magia y ha conquistado el mismo nombre de esta.

Atanasio, En la Encarnación [48]

 

15- EL DÍA DEL SEÑOR

  Uno de los errores interpretativos más grandes cometido por estudiantes de la Biblia es la presuposición de que la Biblia no puede usar la misma expresión, como “Viniendo,” en diferentes sentidos. Mucho de este libro ha sido escrito para refutar ese error básico. Como lo hemos visto, Dios “vino en las nubes” en muchas ocasiones en la Escritura y la terminología de un universo colapsando es utilizada para describir diferentes eventos históricos. Sin embargo, una vez que comprendemos esto, parece ser que nos presentamos con un problema diferente: ¿Qué acerca de la Segunda Venida de Cristo? Ya que muchas profecías resultan ser la referencia a la destrucción de Jerusalén en el año 70 DC, ¿cómo podemos estar seguro de que alguna profecía se refiere al futuro, literalmente al regreso de Jesucristo? Existen varias formas de abordar esta pregunta. Un método fructífero es examinar una expresión Bíblica común para el “Día del Juicio”: el Día del Señor. Ahora bien, no me malinterprete, no estoy sugiriendo que el “Día del Señor” sólo se refiere al fin del mundo y al Juicio Final. Lejos esté de eso. No obstante, una base sólida de este concepto Bíblico nos proveerá una clave interpretativa, un método para llegar a una comprensión precisa, basada en la Escritura de la Segunda Venida. Lee el artículo completo!

Sep 20

Los Medios de la Santificación

Los Medios de la Santificación

Autor: Bojidar Marinov

Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando su obediencia sea perfecta.

El Espíritu Santo es un agente divino de santificación, no obstante él utiliza medios para cumplir con su gran labor. Nosotros podemos clasificar estos medios como primarios y secundarios.

Medio Primario

El medio primario de santificación del espíritu del creyente es la Palabra de Dios.

Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17)

Y ahora, hermanos, les encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificarles y darles herencia con todos los santificados” (Hechos 20:32)

Maridos, amen a sus mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,  para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra…” (Efesios 5:25, 26)

 Ya ustedes están limpios por la palabra que les he hablado” (Juan 15:3)

La palabra de Cristo more en abundancia en ustedes, enseñándose y exhortándose unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en sus corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Colosenses 3:16)

“Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza…Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren” (1 Timoteo 4:13,16)

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16,17)

“Deseen, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcan para salvación” (1 Pedro 2:2)

El peligro más grande existe cuando las personas tratan de separar el Espíritu de Dios de su Palabra. Como Lutero denunció a los Entusiastas porque ellos se sentaban en una esquina o contemplaban el Cielo buscando al Espíritu, en lugar de estudiar la Palabra de Dios.
Lee el artículo completo!

Older posts «